Psyline

Sistema Nervioso Central

Psiquiatría para Clinicos

Presentación de la Colección. Dra. Andrea Márquez López Mato

Me siento orgullosa y feliz de presentar esta colección de Psiquiatría para clínicos. El título es desafiante. Lo elegí pensando en la importancia de que los médicos clínicos, los generalistas o de familia tengan actualizaciones simples en forma de manual sobre las situaciones psiquiátricas por las que pueden consultarlos. Así, podrán ejercer la atención primaria, y a la vez tener criterios de derivación cierta y oportuna. Esto es un doble desafío porque evoca al famoso Proyecto de una psicología para neurólogos, escrito por Freud hace más de un siglo.
Las depresiones serán las enfermedades de mayor prevalencia en los próximos años; el estrés es el denominador o precipitador común de muchas enfermedades sistémicas de otras especialidades. Incluso el estrés temprano favorece epigenéticamente el desarrollo de patologías latentes. Y, al contrario de la acción de una enzima, aunque desaparezca, su efecto puede ser eterno. De ambos temas cruciales aprenderán mucho. Pero esta obra abarca más patologías, tan usuales como sorprendentes.
Esto lo lograremos porque los autores de cada capítulo son médicos encumbrados, reconocidos y respetados por todos sus colegas y por la comunidad médica en general. Pero, a su vez, son claros en la difusión de sus saberes y procederes.
Porque el sentido de esta colección es hacer simple lo complejo. Es hacer comprensible lo que parece difícil u oscuro, ya que siempre digo que divertido es antónimo de aburrido, no de serio.
Debemos amalgamar evidencia y experiencia. Los trabajos de la medicina basada en la evidencia siempre deben tener su costado experiencial; o, dicho de otro modo, la evidencia publicada debe ser reevaluada por médicos que la bajen a la realidad. Hay que entender que el mundo casi virtual de los trabajos randomizados, doble ciego, que debemos leer y aprender, deben tener su complementariedad (a veces incluso su contraposición) con la experiencia de médicos que tienen años de desempeño en la clínica cotidiana.
Siempre digo que el péndulo se ha ido demasiado lejos; la medicina de la evidencia ha intentado, en muchos casos, olvidar el “ojo clínico” de observar y escuchar, comprender, consolar y tratar de curar a infinidad de pacientes, como nos enseñó Hipócrates.
En esta obra mantenemos nuestra idea de volver las cosas a un lugar de equilibrio. Transcribimos los últimos avances de los conocimientos evidenciables más actuales, pero damos la misma jerarquía a la experiencia personal de cada colaborador.
Como dije, amalgamamos evidencia y experiencia, conocimiento científico y conocimiento humano, que se adquieren en el diario ejercicio de ver y escuchar pacientes.

Esto es un doble desafío porque evoca
al famoso Proyecto de una psicología
para neurólogos, escrito por Freud
hace más de un siglo.

Para lograrlo, debemos compartir lo que sabemos y lo que hacemos. El ojo debe seguir dirigido a nuestro paciente, y no solamente a las líneas de un paper. Experiencia, y no solo evidencia. Tampoco debe cegarnos la medicina basada solo en la eminencia (“Tantos años… No se puede equivocar”), ni en la videncia (“A mí me parece… ”), ni en el espectáculo (“Si va tanto a la tele, es porque sabe…”) ni, tristemente, en la existencia (“Solo nos autorizaron la compra de esta droga, y no la que indica”).
Hace tres siglos, Voltaire decía que los doctores son hombres que prescriben medicinas que conocen poco y curan, a seres humanos de los que no saben nada, enfermedades que conocen menos. Espero que esta colección les demuestre lo contrario.
Ahora sí presento con orgullo esta obra en su diseño general.

Gador S.A reconoce que Internet es un medio de comunicación global; sin embargo, la industria farmacéutica está sujeta al marco regulatorio específico de cada país. La sección Productos está exclusivamente destinada a satisfacer la necesidad de mayor información de los profesionales de la salud, para un uso adecuado de los medicamentos.