COMUNIDAD

21 de septiembre – Día Mundial del Alzheimer

 

El 21 de septiembre se conmemora el “Día Mundial del Alzheimer”, fecha proclamada por la OMS y por la Alzheimer´s Disease International (ADI) para concientizar sobre esta enfermedad, terminar con los estigmas existentes y contribuir a mejorar la calidad de vida de los enfermos y de sus cuidadores.

¿Qué es la Enfermedad de Alzheimer (EA)? Es el tipo más común de Demencia y una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en el mundo entero. La EA se caracteriza por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) afectando la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.

Se calcula que cada 3 segundos una nueva persona es diagnosticada con demencia, y si bien existen muchos tipos, la enfermedad de Alzheimer es la más frecuente (constituye alrededor del 70% de los casos). Se trata de una enfermedad edad-dependiente, cuya frecuencia aumenta signicativamente a partir de los 65 años.
Una vez que aparecen los primeros síntomas, los pacientes se van volviendo más dependientes, de forma que hay que ayudarles para realizar sus actividades de la vida diaria como vestirse, asearse, comer. Con el avance de la enfermedad se hará imprescindible los cuidados permanentes de un cuidador. Si bien hay factores en nuestro estilo de vida que pueden aumentar el riesgo de padecer demencia, los estudios demuestran que se puede reducir ese riesgo haciendo ejercicio con regularidad, no fumando, evitando el uso nocivo del alcohol, controlando el peso, manteniendo una alimentación y tensión arterial saludables. Asimismo es beneficioso también mantener unas concentraciones sanguíneas adecuadas de colesterol y glucosa. Otros factores de riesgo potencialmente modificables son la depresión, el bajo nivel educativo, el aislamiento social y la inactividad cognitiva.
La demencia tiene un efecto abrumador en las familias de las personas afectadas y sus cuidadores. En general surgen presiones físicas, emocionales, y económicas que pueden causar mucho estrés a las familias y cuidadores. La OMS reconoce la demencia como una prioridad de salud pública. Es importante hacer hincapié en la detección temprana de la enfermedad, para poder brindarle al paciente una mejor calidad de vida. No existe aún un tratamiento para prevenir la enfermedad ni para frenar el avance. Actualmente hay medicamentos que ayudan con algunos síntomas.
Gador cuenta con productos de altísima calidad que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Advertencia: La presente sección se brinda solamente con carácter informativo, de ninguna manera puede reemplazar el criterio del profesional. Ante cualquier duda sobre su salud consulte a su médico única persona habilitada para tal fin.